No confundas amabilidad con interés.

Chicos buenos. Hombres que nunca llegarán a ser verdaderos hombres. Chicos, pequeños. Se ocultan bajo sus propios miedos. Se cubren con una armadura de mediocridad para protegerse del mundo. Viven en una burbuja. Esperan a que el universo les conceda la oportunidad que anhelan. Pero no saben que al universo no le importan sus diminutas […]