No te lo tomes muy en serio ni le des importancia a lo que ella piense o pueda llegar a pensar de ti. Simplemente desecha esos pensamientos negativos y toma acción, independientemente de si te sientes nervioso o no.

Los nervios son una respuesta natural, y conforme adquieras más experiencia, positiva o negativa, irás adquiriendo más confianza en ti mismo, y desarrollando un juego de creencias y actitudes positivas, que harán que dejes de sentir nerviosismo ya que podrás confiar en tu capacidad de ligar y tener interacciones positivas independientemente del resultado que obtengas.

Nunca abordes a una mujer pensando en que “debes” causarle una buena impresión o que necesitas forzozamente hacer que se fije en ti. No te preocupes por el resultado, no siempre responden en la forma en que tu esperabas, así que no te fijes expectativas y solamente acércate e inicia una conversación en la que cualquier cosa podría suceder. Si ella no responde positivamente, no está interesada en hablar, o no quiere conocerte, no es responsabilidad tuya, igual que si no le agradas o no le pareces atractivo, no es tu problema. No busques cambiar o adaptart solo para ver si así le “gustas”, muéstrale quien eres en verdad y que ella misma decida.

Incluso si te sientes nervioso y no lo puedes ocultar, puedes usar eso a tu favor y decirle algo como “¿Sabes? me pareces tan atractiva que me pongo un poco nervioso y no sé que decirte, ¿por que no me ayudas y me cuentas algo de ti?”

Síguelo en:

Germanico

Instructor Ejecutivo para Hombre Social
Síguelo en:

Publicaciones recientes de Germanico (see all)