imagen-propia

 

Una pregunta común entre los hombres que buscan conquistar a una mujer es ¿importa nuestra apariencia física a la hora de ligar? Esto se debe a que los medios nos inundan con imagenes de hombres exitosos con el sexo opuesto que, invariablemente, son bien parecidos, una imagen que las mujeres parecen preferir. Así que, ¿nuestra imagen, afectará nuestro el éxito que tengamos con las mujeres?

La respuesta, es si. Pero no de la forma que nos lo imaginamos.

Nuestra apariencia física es importante, pero sólo en la medida en la que transmite información sobre nuestra personalidad y nuestra forma de percibirnos a nosotros mismos. ¿Cual sería la mentalidad, o la actitud ante el mundo, de un hombre que no cuida su apariencia personal?
Si el no se pone atención a si mismo, si no se cuida, ¿por qué habría de hacerlo alguna mujer?

Nuestra apariencia transmite una cantidad inmensa de información acerca de nosotros mismos, incluso a nivel subconsciente. Otras personas, y en especial las mujeres, perciben e interpretan esta información en automático, y la usan para tomar una decisión acerca de como interactuar con nosotros. Recuerda que las características de un hombre alfa no siempre están a la vista, por lo que ella tendrá que hacer uso de toda la información disponible para decidir si vale la pena continuar la interacción que tu comenzaste con ella, o si es mejor darla por terminada. Una primera impresión negativa puede reflejarse en un rechazo rápido que quizá no habría sucedido de haber tenido más tiempo de interactuar con ella y darle más tiempo de conocerte e ir más allá de esa primera impresión.

¿Que transmite tu imagen personal?

Tu aseo y arreglo personal nos dice mucho sobre tu autoestima y tu confianza propia. Tu forma de vestir nos habla sobre tu condición social, tus objetivos personales, o tu forma de desenvolverte en el mundo. Un detalle en particular, como un reloj, una corbata, o tu corte de pelo nos puede indicar algo sobre tu Ego, tu sentido del humor, tus costumbres, o incluso, la clase de mujeres con las que sueles relacionarte. Lo que haces, lo que usas, puede decirnos mucho más sobre ti de lo que podrían decirnos tus propias palabras.

imagen-autoestima-personal

Entonces, ¿como nos afecta eso al conocer a una chica?

Recuerda que la atracción no depende de lo que digas o hagas, si no de lo que transmitas. Lo que la conquistará, a fin de cuentas, será tu personalidad, no la frase que uses para acercarte, o tu respuesta “chilefresca”. Y nadie puede transmitir toda su personalidad en los 4 o 5 minutos que, como máximo, duran las etapas iniciales del proceso de conocer a una mujer. ¿Que tanto puede saber ella de ti en 5 minutos? Entonces, ante la escasa información disponible, ella tiene que (subconscientemente) hacer uso de otras fuentes, como tu arreglo personal, tu lenguaje corporal, o tu forma de expresarte, para poder tomar una decisión, ¿eres tu la clase de hombre atractivo que a ella le gustaría conocer, o eres uno más del montón? Si ella te rechaza, no necesariamente significa que te rechaze a ti, si no, simplemente, lo que tu transmitiste sobre ti no fué suficiente, o no tuvo el impacto necesario como para capturar su atención.

Lo  importante, entonces, no es algo superficial, como podría ser tu apariencia física, la ropa que usas, o tu forma de hablar o de expresarte. Lo importante es lo que eso nos dice sobre ti, algo más profundo que la apariencia, que es lo que tu eres, tu forma de ver el mundo, el lugar que tu mismo asumes en tu mundo, tu forma de percibirte a ti mismo. La forma en la que te ves a ti mismo es lo que transmites, y eso es lo que atrae o repele a una mujer. Y la forma en la que tu te ves, la reflejas en tu imagen externa, en tu forma de caminar o expresarte, en tu lenguaje corporal, en la ropa que eliges ponerte. En la forma en la que tu decidiste presentarte ante el mundo.

¿Que hay de nuestro físico?

Las cosas que no eliges no nos dicen nada de ti. Si hay alguna característica física que no te guste de ti, eso no significa nada, tu no escogiste ser de esa forma. No eliges tu estatura, ni la forma de tu nariz, o el color de tus ojos. Pero hay cosas que si eliges. Y son esas cosas que eliges las que nos hablan sobre ti.

Te acercas a conocerla. ¿Estás bien vestido? quizá eso le indique que tienes estilo propio, que eres original, o que no tienes miedo a destacar entre la multitud. ¿Cuidas tu arreglo personal? eso podría decirle que te respetas a ti mismo, que tienes estándares elevados, y por lo tanto, ella tendría que estar a tu altura. ¿Estás en buena condición física? eso sería una señal de que tienes buena salud, que llevas una vida activa, y que no eres un hombre debilucho que se la pasa encerrado. ¿Hablas con seguridad y carisma? eso podría ser por que tienes experiencia social, convives con gente interesante, y por lo tanto, llevas una vida interesante. ¿Te acercas a ella sin temor a un rechazo? eso le transmite que tienes experiencia con las mujeres, y por lo tanto, sabrás como tratarla como se merece.

Y tu, ¿como te ves a ti mismo? ¿qué es lo que transmites a los demas?