imagen-propia

 

Una pregunta común entre los hombres que buscan conquistar a una mujer es ¿importa nuestra apariencia física a la hora de ligar? Esto se debe a que los medios nos inundan con imagenes de hombres exitosos con el sexo opuesto que, invariablemente, son bien parecidos, una imagen que las mujeres parecen preferir. Así que, ¿nuestra imagen, afectará nuestro el éxito que tengamos con las mujeres?

La respuesta, es si. Pero no de la forma que nos lo imaginamos.

Nuestra apariencia física es importante, pero sólo en la medida en la que transmite información sobre nuestra personalidad y nuestra forma de percibirnos a nosotros mismos. ¿Cual sería la mentalidad, o la actitud ante el mundo, de un hombre que no cuida su apariencia personal?
Si el no se pone atención a si mismo, si no se cuida, ¿por qué habría de hacerlo alguna mujer?

Nuestra apariencia transmite una cantidad inmensa de información acerca de nosotros mismos, incluso a nivel subconsciente. Otras personas, y en especial las mujeres, perciben e interpretan esta información en automático, y la usan para tomar una decisión acerca de como interactuar con nosotros. Recuerda que las características de un hombre alfa no siempre están a la vista, por lo que ella tendrá que hacer uso de toda la información disponible para decidir si vale la pena continuar la interacción que tu comenzaste con ella, o si es mejor darla por terminada. Una primera impresión negativa puede reflejarse en un rechazo rápido que quizá no habría sucedido de haber tenido más tiempo de interactuar con ella y darle más tiempo de conocerte e ir más allá de esa primera impresión.

¿Que transmite tu imagen personal?

Tu aseo y arreglo personal nos dice mucho sobre tu autoestima y tu confianza propia. Tu forma de vestir nos habla sobre tu condición social, tus objetivos personales, o tu forma de desenvolverte en el mundo. Un detalle en particular, como un reloj, una corbata, o tu corte de pelo nos puede indicar algo sobre tu Ego, tu sentido del humor, tus costumbres, o incluso, la clase de mujeres con las que sueles relacionarte. Lo que haces, lo que usas, puede decirnos mucho más sobre ti de lo que podrían decirnos tus propias palabras.

imagen-autoestima-personal

Entonces, ¿como nos afecta eso al conocer a una chica?

Recuerda que la atracción no depende de lo que digas o hagas, si no de lo que transmitas. Lo que la conquistará, a fin de cuentas, será tu personalidad, no la frase que uses para acercarte, o tu respuesta “chilefresca”. Y nadie puede transmitir toda su personalidad en los 4 o 5 minutos que, como máximo, duran las etapas iniciales del proceso de conocer a una mujer. ¿Que tanto puede saber ella de ti en 5 minutos? Entonces, ante la escasa información disponible, ella tiene que (subconscientemente) hacer uso de otras fuentes, como tu arreglo personal, tu lenguaje corporal, o tu forma de expresarte, para poder tomar una decisión, ¿eres tu la clase de hombre atractivo que a ella le gustaría conocer, o eres uno más del montón? Si ella te rechaza, no necesariamente significa que te rechaze a ti, si no, simplemente, lo que tu transmitiste sobre ti no fué suficiente, o no tuvo el impacto necesario como para capturar su atención.

Lo  importante, entonces, no es algo superficial, como podría ser tu apariencia física, la ropa que usas, o tu forma de hablar o de expresarte. Lo importante es lo que eso nos dice sobre ti, algo más profundo que la apariencia, que es lo que tu eres, tu forma de ver el mundo, el lugar que tu mismo asumes en tu mundo, tu forma de percibirte a ti mismo. La forma en la que te ves a ti mismo es lo que transmites, y eso es lo que atrae o repele a una mujer. Y la forma en la que tu te ves, la reflejas en tu imagen externa, en tu forma de caminar o expresarte, en tu lenguaje corporal, en la ropa que eliges ponerte. En la forma en la que tu decidiste presentarte ante el mundo.

¿Que hay de nuestro físico?

Las cosas que no eliges no nos dicen nada de ti. Si hay alguna característica física que no te guste de ti, eso no significa nada, tu no escogiste ser de esa forma. No eliges tu estatura, ni la forma de tu nariz, o el color de tus ojos. Pero hay cosas que si eliges. Y son esas cosas que eliges las que nos hablan sobre ti.

Te acercas a conocerla. ¿Estás bien vestido? quizá eso le indique que tienes estilo propio, que eres original, o que no tienes miedo a destacar entre la multitud. ¿Cuidas tu arreglo personal? eso podría decirle que te respetas a ti mismo, que tienes estándares elevados, y por lo tanto, ella tendría que estar a tu altura. ¿Estás en buena condición física? eso sería una señal de que tienes buena salud, que llevas una vida activa, y que no eres un hombre debilucho que se la pasa encerrado. ¿Hablas con seguridad y carisma? eso podría ser por que tienes experiencia social, convives con gente interesante, y por lo tanto, llevas una vida interesante. ¿Te acercas a ella sin temor a un rechazo? eso le transmite que tienes experiencia con las mujeres, y por lo tanto, sabrás como tratarla como se merece.

Y tu, ¿como te ves a ti mismo? ¿qué es lo que transmites a los demas?

chones rojos y amarillos

Usar calzones rojos para atraer el amor, amarillos para que no falte el dinero, salir y caminar con una maleta llena para viajar mucho durante todo el año, estos y muchos otros son solo costumbres y rituales que año con año la gente utiliza fervientemente con la intención de tener un año con buena dicha y suerte.

Hacer ejercicio, leer mas, ganar mas dinero, comer saludablemente, conseguir pareja, y demás propósitos que escuchamos frecuentemente, pero, no deberíamos verlos como propósitos, sino como hábitos a crear.

Vemos programas donde la gente pierde cantidades increíbles de peso y nos motivamos, pero en realidad lo que muestran estos programas es que para lograrlo los participantes tuvieron que cambiar radicalmente su estilo de vida, y que no fue fácil.

No dejes tu destino en manos de supersticiones.

Mucho se habla de que un hábito tarda de veintiún a veintiocho días en crearse, pero en realidad, cualquier hábito tarda aproximadamente tres meses para que este sea instalado en tu mente, ahora, no por esto lo harás automáticamente y se conservaran estos hábitos.

Busca que tus hábitos sean alcanzables, coherentes y fácilmente llevados a la práctica.

Compromiso y seguimiento.

“ Los buenos hábitos, una vez que se establecen, son tan difíciles de eliminar como los malos hábitos “ 

– Robert Puller.

Al decidirte a crear nuevos hábitos, estas decidiendo cambiar en algo tu estilo de vida, y toda decisión es dejar algo atrás, deberías sentirte alegre y entusiasmado, por comenzar a mejorar tu vida y dejar a un lado acciones que no te daban ningún beneficio, por lo que la primera clave y la mas importante es el compromiso.

 

Una vez que iniciaste con tu nuevo estilo de vida, debes tener por lo menos un mínimo de confianza para saber que vas a lograr tu cometido, y trabajar una de las habilidades más importantes de la conciencia humana, la fuerza de voluntad, si no tienes esta habilidad jamás vas a tomar la decisión de experimentar nuevas cosas.

La fuerza más poderosa es la fuerza de voluntad.

Por esto mismo la única forma de mantener y darle seguimiento a tus nuevos hábitos y estilo de vida, es la fuerza de voluntad.

Lo mas importante es hacer, hacer y continuar haciendo, por que la vida esta llena de posibilidades y los campeones se definen por el número de oportunidades que aprovechan.

Hoy es el día

A través de los años, hubo hombres que dieron los primeros pasos, por nuevos caminos, armados tan solo con su propia necesidad de cambiar las cosas, de llegar al siguiente nivel, de aspirar a mas, de tener el tipo de vida que querían y las mujeres que deseaban. Sus objetivos eran diferentes, algunos buscaban sexo, otros una novia y algunos solo una excelente esposa, pero todos tenían esto en común ¡tratar de cambiar las cosas! Jamás aceptaron un no como respuesta, el fracaso no era una opción.

Salieron a comerse el mundo, pero la respuesta no fue la que esperaban, obtuvieron rechazos, sintieron vergüenza, impotencia y frustración. Llegaron derrotados a sus casas, se levantaron de nuevo, salieron a luchar, a sufrir, a pagar el precio del éxito. Lucharon contra miedos que hacen que te paralices como si te encontraras en el coliseo romano, lleno de leones ansiosos por comerte, miedos que no te dejan vivir, miedos que te impiden hablar o siquiera moverte.

Hoy los que pagaron ese precio y tuvieron el valor de dar ese paso viven mejor, cumplieron sus metas, obtuvieron las recompensas de su esfuerzo. (más…)

El verdadero valor de un hombre

En la actualidad, los medios nos han generado una idea increíblemente superficial de lo que significa ser un hombre, y eso mismo nos puede acarrear ciertos problemas con nuestra identidad.

Nos han invadido con una serie de alternativas que prometen darnos una sensación de poder y aceptación social, los estándares de publicidad juegan despiadadamente con la imagen masculina. La revuelta nos dice que para tener un estatus hay que consumir cierto desodorante, marca de calzado o de pantalones para que las mujeres corran detrás de uno, vendiendo una muy lejana realidad que lamentablemente terminamos por aceptar.

Valores masculinos

La única verdad en todo esto es que las cosas que tengamos no nos garantiza el valor como hombres. Ser hombre implica tener carácter para asumir los retos que se presentan día a día, no ser esclavo de las prisiones mentales, aprender a escuchar antes de decir algo, la determinación para seguir lo que queremos para nosotros, la voluntad para levantarnos aun y cuando el suelo parece de barro y lodo, llevar un estilo de vida digna de compartir y que sirva de inspiración para aquellos que nos rodean y nos aprecian, respetar la integridad tanto de uno como de los otros, no involucrarnos en asuntos que resulten en daños y construir antes, de toda confrontación, un buen diálogo. No se trata de seguir mujeres con tal de satisfacer los excesos del impulso sexual que pueden llevar a la bajeza y vicios que no forjan de manera positiva la personalidad, no se trata de aplastar a otros para escalar más rápido, ni guardar celosamente el conocimiento, porque aquel que sabe algo y no lo comparte de cierta forma se lo está quitando.

masculinidad-fight-club

Considera que el valor como hombre no te lo da el dinero, ya que hay sabios con grandes enseñanzas que nunca persiguieron la riqueza (y no que esté mal buscarla, sino saber para lo que sirve), el prestigio, o la fama, porque también hay artistas que siguen creando sin mucho reconocimiento pero con gran satisfacción personal, y llegar a ese nivel tiene su mérito.

Es un error ocultar lo que sentimos, solo porque se nos sigue enseñando que mostrarnos frágiles nos resta hombría, cuando realmente es el no guardar lo que somos lo que nos hace crecer. El valor como hombre te lo das tú mismo en base a tus acciones, pues ellas te conducen a los hechos, en la firmeza de tu convicción para cumplir con tus palabras y en la aceptación total de las consecuencias de tus decisiones.

Evita las creencias negativas respecto al sexo.

¿Qué es una creencia limitante?

Como ya hemos dicho, el juego se divide en 3 areas: tus conductas, tus actitudes, y tus creencias.

Las creencias son las que dictaminan tu realidad, tu percepción, tu forma de ver el mundo. Por ejemplo, te invitan en tu trabajo a hablar en público sobre un tema que dominas. Independientemente de tu habilidad en la oratoria, tu juego de creencias puede hacerte pensar que eso es lo mejor, o lo peor que te haya pasado en tu vida. Quizá lo veas como una oportunidad para resaltar en tu profesión, o como un castigo que debes de evitar. Puede ser un reto, o un obstáculo.
Y nada de eso tendrá nada que ver con los hechos, serán cosas que solo existirán dentro de tu cabeza. Y como todo lo que está dentro de tu cabeza, podrá ser algo favorable y ventajoso para ti, o podrá ser algo que te perjudique y te impida alcanzar tus metas.

(más…)